Bienvenidos

El principio de mi primera entrada al blog, debiera ser la típica presentación de bienvenida, de quien soy yo, donde estoy  y que pretendo conseguir con mi negocio.

Pero al igual que mi manera de ver el mundo asegurador es diferente al que tienen otras personas que dicen vender y asesorar en seguros, este blog también debe serlo. Va a ser un espacio donde podáis encontrar información práctica, cercana, con palabras fácilmente entendibles, de las cosas que suceden en el día a día y que nos pueden ocurrir a todos en cualquier momento.

Mi idea es que en el blog podáis encontrar respuestas a muchas dudas que surgen del campo de los seguros y donde os sintáis libres de preguntar cualquier cuestión que tengáis, porque una página como ésta tiene sentido si vosotros también os animáis a participar.

Una vez hecha esta pequeña presentación quiero continuar con la idea inicial de este post y que surgió hace unos días cuando fui a visitar a un cliente a Silió una pequeña población de Cantabria famosa por su increíble carnaval el primer domingo de Enero, estaba andando buscando la casa del cliente cuando me encontré con esta imagen:

seguros-vivienda-alar

Siniestro en vivienda de nueva construcción

No pude evitar hacer una foto y que me vinieran a la cabeza estas palabras que he escuchado a lo largo de los últimos años:

– Para que voy a asegurar mi casa, ¡¡si es nueva!!

– Las casas nuevas no se queman.

– Llevo 20 años con seguro de hogar y no hago mas que pagar y pagar.

– Tanto seguro y cuando pasa algo no responden nunca.

¡¡¡ Cuántas veces escucho estas respuestas en mi trabajo cuando ofrezco contratar un seguro de hogar!!!

Vender seguros no es tan fácil como parece, porque no es algo sencillo como comprar una barra de pan y pagarla. Realmente a lo que me dedico es a gestionar un servicio y ese servicio es tan intangible que solo puede verse su utilidad cuando ocurre un siniestro, lo que lógicamente nadie desea.

Como corredor de seguros que soy mi función no es meter miedo a la gente, diciendo “se te puede quemar la casa”, pero en el caso de que se dé esa circunstancia mi trabajo consiste en que el cliente tenga la seguridad de que va a recuperar si no toda, al menos gran parte de su vida antes de que ocurriera ese siniestro.

No se trata de que las aseguradoras, ganen dinero por nada, tal y como me han dicho muchísimas veces estos años. He visto casas quemarse y los clientes recibir indemnizaciones millonarias, teniendo previamente un seguro de hogar contratado con nosotros y pagando una prima anual de apenas 150 euros, por ejemplo, o siniestros de automóvil con varias personas en la UCI y, donde se ha pagado TODO sin escatimar en gastos, incluso con los mejores cirujanos para evitar que los accidentados pudieran tener secuelas irreversibles y recuperaran su vida normal lo más pronto posible y todo por un seguro de autos por el que se pagaba 200 euros al año, sin asistencia en viaje, ni lunas, con las coberturas básicas únicamente.

Reconozco que cuando vi esa casa me inspiró para escribir esta entrada. Es una casa nueva en construcción, se ve que el incendio se pudo sofocar a tiempo y sin mas inconvenientes. Pero detrás de ello hay una familia que ha dedicado sus ahorros y su esfuerzo a construir ese hogar que por algún accidente se quemó parcialmente. Si esa casa en construcción ya tenía seguro, todo el esfuerzo no se habrá perdido, aun pueden recuperar su vida, sus ahorros y seguir con ella adelante. Y todo ello gracias a los seguros.

Si además de tener vuestros bienes asegurados lo tenéis con un asesor imparcial, objetivo y que su máxima sea cuidar a sus clientes buscando para ello las mejores 

condiciones en las mejores compañías y que éstas le cubran perfectamente ante cualquier siniestro reflejado en la póliza contratada…. Para mi eso no tiene precio.

Espero que os haya gustado mi primera entrada al blog, estaré encantado de responder a todas las dudas que me planteéis y por supuesto que podéis compartir esta entrada y recomendarla a todos amigos y conocidos, cuanto más se extienda la información veraz sobre los seguros todos estaremos mejor asesorados y más protegidos.